¿PORQUE TENEMOS MIEDO DE IR AL DENTISTA?

Normalmente tenemos miedo a aquello que desconocemos y entendemos que los pacientes siguen teniendo el concepto de que el dentista le va producir dolor.

Según estudios realizados por un equipo de científicos japoneses nos informan que las razones sean por el zumbido de la turbina durante las intervenciones, el olor característico a ciertos materiales dentales, ver las chaquetas blancas, imaginar la inyección de la anestesia, el tiempo de espera prolongado antes de ser atendido, entre otros.

Los niños y jóvenes son los más ansiosos y miedosos, por experiencias desagradables previas durante la infancia, las personas con malos hábitos de higiene son las más ansiosas.

En consecuencia, comunicamos a nuestros pacientes que en la actualidad no hay porque tener miedo al dentista, porque los tratamientos y sus resultados son cada vez más controlados y por lo tanto predecibles. Un trato cercano comprensivo, empático, sociable sumado a explicaciones dará seguridad considerando que el temor proviene de la inseguridad por lo que no se conocen.

En conclusión, no hay porque temerle al dentista porque la relación entre dentista y paciente en la actualidad se ha acortado, cada día son menos aceptados los profesionales soberbios que no escuchan, dueños de la verdad y no explican nada, mas por lo contrario, los pacientes aceptan mas a aquellos profesionales que sean capaces de interactuar, que se pongan en el lugar de ellos, con sentido humanitario y sobretodo con una capacidad de comprender la condición emocional y psicosocial de sus pacientes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>